La fianza es una manera de evitar que el acusado permanezca encarcelado mientras se llevan a cabo los procedimientos del juicio. Hay un refrán que dice: "Es mejor pelear el caso desde afuera (de la cárcel) que desde adentro". La audiencia de fianza no es el momento oportuno para debatir la validez de los alegatos. La fianza es una cantidad de dinero que el juez fija para garantizar que el acusado regrese al tribunal cuando se le ordene.

Son dos los factores que el juez considera antes de fijar la fianza. Todo argumento presentado por el abogado defensor debe mencionar ambos factores:

1. ¿Representa el acusado un peligro para la comunidad?

2. ¿Qué probabilidades existen de que el acusado se dé a la fuga?

Para conseguir que se reduzca la fianza, el abogado defensor deberá hacer lo siguiente:

1. Demostrar que el acusado no representa un peligro para la comunidad.

2. Demostrar que no es probable que el acusado se dé a la fuga. El abogado defensor puede presentar esto de varias maneras y debe demostrar que el delito del que le acusan no es un delito que el acusado volvería a cometer:

  • Referencias sobre el carácter del acusado
  • Respaldo de la comunidad
  • Historial de empleo estable
  • Membresía en organizaciones cívicas o religiosas
  • Entrega del pasaporte del acusado a las autoridades
  • Aceptar la supervisón electrónica
  • Vínculos con la comunidad
  • Empleo local
  • Vínculos familiares locales

Existen varias opciones para la libertad bajo fianza, entre las que podrían incluirse:

  1. Fianza de caución: El agente de fianzas garantiza al juez que se hará responsable de la fianza si el acusado no comparece en el tribunal.
  2. Libertad bajo palabra (salida de la cárcel sin pagar): Si se convence al juez que el acusado no representa riesgo alguno, es posible que le deje salir bajo palabra ("O.R.")
  3. Fianza en efectivo: El acusado es responsable de pagar la cantidad total de la fianza para que se le ponga en libertad. La cantidad de la fianza le será devuelta al acusado al término de todas sus comparecencias en el tribunal.
  4. Fianza de propiedad: El juez registra un gravamen sobre la propiedad del acusado para garantizar la cantidad de la fianza.