El proceso de sellado de expedientes penales es diferente de un estado a otro. Se trata de la eliminación oficial y formal de un expediente penal. Al lograr que un fallo de culpabilidad quede sellado, se considerará que dicho fallo nunca ha ocurrido. Sin embargo, en algunos casos, ciertos antecedentes oficialmente sellados siguen abiertos de cara a las autoridades. Además, las personas que se postulen para un cargo público o que soliciten un puesto de trabajo federal están obligadas a hacer público el fallo de culpabilidad aunque éste haya sido sellado.

Seis datos importantes sobre el sellado de expedientes penales:

  1. Aunque el fallo de culpabilidad haya sido sellado, se podrá utilizar en contra de la sentencia del acusado si éste es hallado culpable nuevamente de un delito.
  2. No todas las condenas se pueden sellar. Las leyes varían según el estado.
  3. En muchos estados los acusados no pueden sellar oficialmente condenas por delitos mayores o delitos de tipo sexual.
  4. Las condenas normalmente no se pueden sellar hasta después de que haya pasado un año y el acusado haya cumplido su sentencia, o cuando el período de libertad probatoria haya vencido.
  5. Los sellados oficiales normalmente no podrán llevarse a cabo si el acusado tiene pendientes nuevos cargos.
  6. La ley federal no reconoce órdenes de sellado de expedientes penales emitidas por tribunales estatales.